La Campaña Mundial por la Educación reclama en el Congreso de los Diputados un mayor compromiso de España con la educación global

La Campaña Mundial por la Educación reclama en el Congreso de los Diputados un mayor compromiso de España con la educación global

Campaña Mundial por la Educación, 22 de marzo de 2021. La Alianza Mundial por la Educación (GPE) y la Campaña Mundial por la Educación (liderada por Ayuda en Acción, Educo, Entreculturas y Plan International España) han reclamado hoy en el Congreso de los Diputados un mayor compromiso y liderazgo de España en la promoción de la educación en el mundo, en un evento parlamentario organizado en colaboración con las comisiones de cooperación internacional y para los ODS de la cámara baja.

Con motivo de la próxima Cumbre Mundial por la Educación, la conferencia de reposición de fondos 2021-2025 de la Alianza Mundial por la Educación que tendrá lugar el 28 y 29 de julio de 2021, la CME y la GPE han organizado este debate en torno a la importancia de continuar fomentando una educación inclusiva y de calidad en todo el mundo y discutir sobre el rol que España debería desempeñar en este ámbito, que ha contado con la participación de Sara Giménez, del Grupo Parlamentario Ciudadanos; Mariona Illamola, del Grupo Parlamentario Plural; María Carvalho Dantas, del Grupo Parlamentario Republicano; Joan Mena, del Grupo Parlamentario Confederal Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia En Común; Paloma Gázquez, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso; y Noemí Vilagrasa, del Grupo Parlamentario Socialista. 

La inauguración del evento, moderado por Lucía Rodríguez, de Entreculturas, en representación de la CME, ha corrido a cargo del vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien, en un vídeo, ha hecho referencia al papel del parlamento en relación a la defensa del derecho a la educación. Asimismo, durante las palabras de bienvenida Roser Maestro, presidenta de la Comisión de Cooperación Internacional afirmaba que “la educación es la piedra angular para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

En el marco de las intervenciones sobre “La educación en el mundo”, Carla Henanía de Varela, ministra de Educación de El Salvador comenzaba planteando la siguiente pregunta “¿porqué es importante para una niña de España que una niña de El Salvador vaya al colegio? La educación hace posible la transformación y el cambio. En esta época de interconexión los cambios trascienden las fronteras. No hablamos de cualquier educación, hablamos de una educación con sentido humano, universal, haciendo uso de las tecnologías al servicio de los aprendizajes. La educación da posibilidades a la vida de las personas y al futuro de las naciones, invertir en educación conduce a sociedades más prósperas. La pandemia nos ha mostrado la centralidad que tiene la educación”. 

Alice Albright, directora ejecutiva de la Alianza Mundial por la Educación incidía en cómo todos juntos trabajamos para enfrentar la crisis que ahora vivimos por la COVID19: “500 millones de niños no están en la escuela por la pandemia y si no redoblamos esfuerzos urgentemente habrá un retroceso. Por eso estaremos celebrando la Cumbre Mundial de la Educación en julio en Reino Unido para unir esfuerzos. Y para ello contamos con España, socio de gran valor que, a pesar de una brecha de contribuciones, es el noveno mayor donante de la AME”. 

Pilar Orenes, directora de Educo y en representación de la Campaña Mundial por la Educación ha hecho hincapié en que hace un año, el cierre de los centros educativos en todo el mundo llegó a afectar a 1.500 millones de niñas, niños y jóvenes. La pandemia ha supuesto el debilitamiento de los sistemas educativos y supone un serio riesgo de retroceso en términos de acceso a una educación equitativa, inclusiva y de calidad para todas las personas. Ya antes de la COVID-19, había 258 millones de niños, niñas y jóvenes sin escolarizar”. 

La brecha digital, la inequidad social y de género, la situación de vulnerabilidad que sufren muchas comunidades y grupos, marginación, pobreza y exclusión, hacen retroceder los progresos de las últimas décadas. En este contexto, es necesario y urgente fortalecer la cooperación internacional para el desarrollo como instrumento esencial para impulsar el cumplimiento de la Agenda 2030 y no dejar a nadie atrás. . 

Las principales recomendaciones de la Campaña Mundial por la Educación han sido la recuperación de la importancia de la cooperación como política pública, el cumpliendo con el compromiso adquirido de incrementar la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) española hasta el 0,5% de la RNB en 2023, y seguir avanzando hacia la senda del 0,7%. También han reclamado la necesidad de aumentar la ayuda destinada a la educación básica, el sector que ha sufrido recortes más duros (un 90%) desde la crisis de 2008, pidiendo que se asigne a las partidas de educación un 20% de la AOD española. Pilar Orenes hacía referencia también a “la necesidad de apostar por fórmulas que permitan no dejar a nadie atrás, apoyando la propuesta del GPE para que España se comprometa con 100 millones de euros para los próximos 5 años. Fondos como el GPE son clave para fortalecer el sistema educativo en países de América, Asia y África con menos posibilidades de inversión propia”.

A continuación, en la ronda de intervenciones de debate parlamentario sobre “El rol de España en la educación mundial”, los diputados y diputadas han respondido a diversas cuestiones  sobre los retos más importantes que tiene la educación. Mariona Illamola, del Grupo Parlamentario Plural respondía haciendo referencia a que “la educación es básica y es esencial siempre para todas las personas, con independencia de su edad. A más educación, más desarrollo, menos diferencias sociales. Fomentar la educación y protegerla contribuye al cumplimiento de todos los ODS. El derecho a la educación, la escuela, es un espacio de socialización, de alimentación. La educación debe estar en las agendas políticas y públicas”.

Sara Giménez, del Grupo Parlamentario Ciudadanos compartía que “la educación es la llave fundamental para que todas las personas en situación de pobreza puedan salir adelante. Las desigualdades y dificultades se han acrecentado con la pandemia, hay niños y niñas con menos oportunidades. Hay que diseñar estrategias desde la legislación y desde el trabajo de colaboración con entidades del tercer sector”.

María Carvalho Dantas, del Grupo Parlamentario Republicano se centraba en el reto de la educación para todas las personas, también con el colectivo de las personas migrantes y refugiadas en España, “el crecimiento inclusivo es fundamental para el desarrollo. No podemos pensar en la consecución de la Agenda 2030 o del ODS4 con tantos miles de personas que para el estado no existen, hay que hablar de la regularización administrativa de todas estas personas”.

Joan Mena, del Grupo Parlamentario Confederal Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia En Común, agradecía la importancia de espacios como estos y haciendo una reflexión sobre “los ODS deberían ser un compromiso de los Estados para garantizar los derechos humanos. La educación pública tiene que ser una herramienta de corrección de las desigualdades, de transformación. Hay tres retos: acabar con la segregación educativa, homologación de la red pública en todos los países del mundo y acabar con la brecha de género”.

Paloma Gázquez, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, afirmaba que “la educación es lo que nos iguala y lo que mejora la calidad de vida. Tiene que ser el pilar de cualquier sociedad y de cualquier política de cooperación. Una educación pública para que cada persona pueda elegir el tipo de educación. La pandemia nos ha mostrado deficiencias en nuestro sistema educativo: brecha digital, escuela rural, educación especial…tenemos que hacer un diagnóstico de la situación educativa tras el covid.

Por último, Noemí Vilagrasa, del Grupo Parlamentario Socialista finalizar las intervenciones de los diputados haciendo referencia a que para ellos “la mayor herramienta de la igualdad es la educación y el reto más urgente es conseguir la reincorporación de los niños y niñas a las aulas. La educación es uno de los pilares para la reconstrucción social.”

En su última intervención Alice Albright ha hecho hincapié en “el compromiso potencial de España a contribuir a la AME. Sería transformador seguir fortaleciendo los sistemas educativos y llegar a cumplir la Agenda 2030”. 

Como cierre, todos los ponentes han posado para la foto final “levantando su mano por la educación”.



Enlaces de interés para prensa:

Para más información o entrevistas

AYUDA EN ACCIÓN: Begoña Rodríguez 696088720 brodriguez@ayudaenaccion.org