La CME en Andalucía envía sus reivindicaciones por el derecho a la educación a los grupos políticos en las elecciones andaluzas.

La CME en Andalucía envía sus reivindicaciones por el derecho a la educación a los grupos políticos en las elecciones andaluzas.

De cara a las elecciones andaluzas, y siempre con la mirada puesta en el
derecho a una educación inclusiva, equitativa y de calidad, desde la Campaña Mundial por la Educación* en Andalucía presentamos una serie de medidas y propuestas a los grupos políticos. Estas medidas, alineadas con las peticiones que a nivel global realiza la Campaña Mundial por la Educación, giran en torno a la necesidad de una mayor y mejor inversión para garantizar y avanzar en este derecho básico y se alinean.

En la elaboración de estas medidas partimos del deber que tienen las instituciones de la Comunidad Autónoma de garantizar este derecho fundamental, así como de asistir y representar a los más de 1,5 millones de niños, niñas y adolescentes andaluces, quienes, a pesar de ser el colectivo de edad más numeroso (representa a una quinta parte de la población total en Andalucía) no tienen derecho a voto. Se trata de una labor que, como titulares de obligación, viene claramente expresada en diversos tratados a nivel internacional, nacional y autonómico, como la Convención de los Derechos del Niño, la Constitución Española, el Estatuto de Autonomía o la Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía, aprobada por una amplísima mayoría del Parlamento el año pasado y que contó con el respaldo y las aportaciones de una alta representación de la sociedad civil.



Desde las entidades que conformamos la Campaña Mundial por la Educación en Andalucía creemos que es prioritario avanzar en el derecho a la educación, como principal herramienta para evitar que niños y niñas sigan creciendo en desventaja y sin tener todas las oportunidades para su desarrollo y alcanzar su potencial. Es su derecho, es su presente y su futuro, pero también el presente y futuro de nuestra sociedad.

La pandemia del Covid-19, aunque parece que comienza a quedar atrás, ha causado un gran impacto en el sistema educativo que aún está presente, a nivel local y global. En relación a una de nuestras demandas, la de reforzar la importancia de la educación en contextos de emergencia, la pandemia ha sido un claro ejemplo de crisis y emergencia global que afecta a todas las personas del planeta y en la que, una vez más, se ha podido observar la gran desigualdad existente. Asimismo, los desastres naturales y los provocados por el hombre o los conflictos, como el actual en Ucrania, que está causando muertes y millones de personas desplazadas y refugiadas, vienen a sumarse a una lista de crisis activas o latentes que siguen expulsando a personas fuera de sus comunidades en busca de seguridad: Siria, Afganistán, Sudán del Sur, República Democrática del Congo…por mencionar sólo algunos de ellos. En base a esta situación, nuestras propuestas van encaminadas a dos ámbitos principales: el de avanzar en el derecho a una educación inclusiva,equitativa y de calidad en Andalucía y en otras partes del mundo a través de la cooperación internacional al desarrollo.



*La Campaña Mundial por la Educación en Andalucía está integrada por Ayuda en Acción, Educo y Entreculturas. Además, son parte de la CME, a través de su participación en la SAME, las ONGs, Intered, Proclade Bética, Admundi, Madre Coraje, Málaga Acoge, Ayudemos a un Niño, así como
la Universidad de Sevilla, Universidad Pablo de Olavide y otras entidades sociales y educativas.