Con muchos logros alcanzados, y más retos a futuro en educación, Europa conmemora su día

Con muchos logros alcanzados, y más retos a futuro en educación, Europa conmemora su día


Hoy se celebra la edición número 36 del Día de Europa. En medio de muchos logros importantes alcanzados en materia de educación y cooperación internacional tras décadas de trabajo conjunto, también surgen unos retos igualmente grandes, compartidos, y ciertamente amplificados por el impacto de la COVID-19. 

Según cifras del Banco Mundial, en mayo de 2020, en el total de los países de la comunidad europea (ECA, por sus siglas en inglés) más de 185 millones de niños y niñas llegaron a ver su educación presencial afectada, recibiendo clases en casa durante extendidos periodos de tiempo. Además, ya en los informes de 2020, se identificó que 22 millones de niños y niñas en 19 países de la ECA viven bajo el índice de pobreza de sus respectivos países. Esto significa que, dentro de Europa, la infancia que pertenece a familias pobres se enfrentan a la posibilidad de haber perdido un año y medio en el desarrollo de su educación, lo cual en plazos corto, medio y largo, tendría graves efectos a nivel económico, social y psicológico. 

En España, por ejemplo, el riesgo de exclusión social se ha establecido en el 30,3%, estando cinco puntos por encima de la media europea, situada en 25,3%. Así, 1 de cada 3 niños y niñas en España sufre riesgo de pobreza. Problemas de tal envergadura requerirán de soluciones conjuntas, en las que medie la cooperación y fraternidad que caracteriza al conjunto europeo. Por ejemplo, en días previos, en Portugal, Unicef pedía mayor inversión en infraestructura y protección social, incluyendo el cubrimiento a derechos educativos y sanitarios, para evitar que estos escenarios se hagan realidad. 

Pasado, presente y futuro 

El Día de Europa fue declarado en 1985 por parte de la Comisión Europea, para recordar una efeméride fundamental en la historia del continente, pues en tal fecha se firmó la Declaración de Schuman en 1950, la cual se reconoce hoy día como el documento que dio nacimiento a la Unión Europea. Tras todos los logros alcanzados, y las lecciones aprendidas por medio de políticas como la homologación de créditos conjuntos, el incentivo a la movilidad entre estudiantes, y las bolsas de ayuda para la investigación, Europa toma esta celebración para recordar todos los retos que tiene a futuro. 

Es así como en la última Cumbre Social Europea, llevada a cabo en Oporto, se discutió el plan de acción presentado por la Comisión Europea en marzo, el cual plantea todos los puntos que se seguirán para responder a los retos planteados por la Agenda 2030, la cual en su objetivo 4, recoge la importancia de una educación inclusiva y de calidad para lograr esas metas de un desarrollo sostenible, que no deje a nadie atrás. 

De igual forma, la semana del 30 de abril al 2 de mayo, más de 120 países del mundo, incluyendo numerosos estados europeos, participaron el la celebración de la #SAME2021, como respuesta a estos retos planteados por los efectos de la COVID-19. Por medio de nuestra campaña #MilMillonesdeVoces hemos reivindicado la importancia del ODS4, y el derecho a la educación de todos niños, niñas y adolescentes, poniendo nuestra atención desde un estado europeo en exigir el cumplimiento de las responsabilidades conjuntas. 

Para conocer nuestro llamado a la acción, consulta el siguiente enlace: https://bit.ly/LlamadaAcciónMMV