31 millones de niñas y niños desplazados a la fuerza

31 millones de niñas y niños desplazados a la fuerza

Los conflictos políticos, las guerras civiles y los impactos climáticos devastan los medios de subsistencia, destruyen comunidades e interrumpen la educación escolar de millones de niños y niñas. Según UNICEF, a finales del 2017, casi 31 millones de niños habían sido desplazados a la fuerza en todo el mundo. En el mismo año, el número global de niños refugiados bajo el mandato del ACNUR fue de más de 10 millones, y ha aumentado en un 123% desde 2010. Entre 2005 y 2017, el número global de niños refugiados bajo el mandato del ACNUR aumentó más del doble, pasando de 4 a más de 10 millones.

Los niños se encuentran dramáticamente representados entre los índices que cuentan a los refugiados del mundo. Los niños representan menos de un tercio de la población mundial, pero eran el 52% de los refugiados del mundo en 2017. Hoy en día, más de un tercio de los niños que viven fuera de sus países de nacimiento son niños refugiados; Los adultos, en cambio, representan una proporción inferior al 5 por ciento. Si bien los viajes planificados y voluntarios pueden ofrecer nuevas oportunidades a los niños y las familias que los emprenden, la migración forzada a menudo intensifica la vulnerabilidad de los niños que ya se encuentran en situaciones precarias. La violencia y el conflicto conforman un denominador común en casi todos los países de origen para un gran número de niños refugiados. En 2017, solo dos países, Siria y Afganistán, representan casi la mitad de todos los niños refugiados en el mundo; las tres cuartas partes de todos los niños refugiados provienen de solo ocho países: Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar, Somalia, Sudán, República Democrática del Congo y República Centroafricana.