En busca de un gran acuerdo por la educación

En busca de un gran acuerdo por la educación

El pasado martes 23 de mayo se celebraron en Madrid las jornadas “La educación como pilar de un pacto por la infancia”, organizadas por UNICEF. El objetivo de este encuentro era ofrecer un espacio de debate abierto al mayor número posible de agentes políticos y sociales implicados en la educación, de cara al futuro Pacto de Estado de Educación que están impulsando los partidos políticos de nuestro país.

La primera parte de la mañana estuvo dedicada a las administraciones públicas, representadas por el Secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, el ex – Ministro de Educación Gustavo Suárez Pertierra y los Consejeros de Educación de Cantabria y Castilla y León, que se refirieron a los logros alcanzados por los sistemas educativos de sus respectivas Comunidades, así como los retos a los que se enfrentan. Todos ellos coincidieron en que el futuro Pacto de Estado Educativo tiene que trascender lo parlamentario y ser un verdadero Pacto político, social y territorial.

En la siguiente mesa redonda les tocó el turno a los representantes de la sociedad civil, entre los que se encontraba la Campaña Mundial por la Educación. Compartimos mesa con la especialista en derechos de la Infancia (educación de 0 a 3 años) Mª Ángeles Espinosa, con la investigadora de la Universidad Autónoma de Barcelona Judith Jacovkis, co-autora de una investigación sobre los factores de la exclusión educativa en España, que se publicará próximamente, y con las representantes de dos Consejos de Participación Infantil y Adolescente, que presentaron las propuestas del alumnado para mejorar la educación en nuestro país.

Desde la Campaña, quisimos varios aspectos que consideramos deben ser los pilares del futuro Pacto Educativo: garantizar que todos los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país puedan ejercer su derecho a una educación gratuita, equitativa, inclusiva y de calidad, abordando especialmente las necesidades de los colectivos más vulnerables – que son los principales afectados por los recortes en la inversión pública en educación y por problemas como el abandono escolar (el 43% de los niños y niñas pertenecientes al quintil más pobre de la población abandonan prematuramente sus estudios). Asimismo, quisimos poner de manifiesto la importancia de una educación que no sólo transmita conocimientos, sino que forme a personas: ciudadanos y ciudadanas conocedores del mundo en el que viven, de sus derechos y deberes, respetuosos de los derechos humanos, y en definitiva capaces de construir un mundo más sostenible y justo, basado en una convivencia pacífica.  Por último, hicimos visible la necesidad de que estos pilares y objetivos de la futura educación en España se vean acompañados de un compromiso presupuestario sólido y al menos a la altura del de nuestros homólogos de la OCDE (una media del 5,2% del PIB, frente al 4,3% en el caso de España), que permita financiar un profesorado suficiente y estable, con medios, apoyo y formación permanente, así como un sistema de becas (para material escolar, becas comedor, para actividades extraescolares y de ocio y refuerzo educativo) bien dotado y dirigido a los colectivos más vulnerables.

La sesión de por la tarde correspondió a los representantes de los principales partidos políticos, que pusieron de manifiesto sus diferencias pero también sus puntos de acuerdo, coincidiendo en que estamos ante una oportunidad única para que España cuente con un marco educativo sólido que trascienda legislaturas y que proteja la educación que queremos – gratuita, equitativa, inclusiva y de calidad –  frente a los vaivenes de la economía y la política. Los actores políticos y sociales y el conjunto de la ciudadanía debemos trabajar juntos para que así sea.

Podéis echar un vistazo a el artículo sobre estas Jornadas, que hemos publicado en El Diario aquí.