La fiesta de los «Esplais»

La fiesta de los «Esplais»

El pasado sábado 16 de abril tuvo lugar, en la escuela de los Salesianos de Badalona, la Fiesta de los Oratorios, que acoge a niños y niñas desde P4 hasta 6º de primaria. Participaron 325 niños y niñas, acompañados por 93 monitores, con el apoyo de un equipo 0, que se encargó de la organización de la fiesta.

El lema de este año fue: LAS ACTIVIDADES LÚDICAS NOS PROTEGEN, que se basaba en la propuesta de la Campaña Mundial por la Educación de este año, para trabajar los derechos de los/las niños/as y jóvenes. Para poder hacer llegar a los/las niños y niñas el mensaje que ir al centro lúdico y a la escuela es un derecho al que no todo el mundo tiene acceso, llevamos a cabo divertidas actividades y juegos durante todo el día.

La mañana comenzó con la feria de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), donde había 17 stands donde los niños y niñas podían participar en todo tipo de juegos para reflexionar sobre el derecho a la educación, el derecho a la alimentación, la importancia de cuidar el medio ambiente… Además, al finalizar cada una de las actividades, los/las niños/as participaban de una breve reflexión para concienciarse de la suerte que tienen al tener acceso a la educación, tanto en la escuela como en el centro lúdico, y a otros derechos que no valoramos tanto.

A la hora de comer pudimos disfrutar de un rato tranquilo todos/as juntos/as; también en este momento se promovió la reflexión sobre el hecho de que hay otros/as niños/as en el mundo que, a diferencia de ellos/as, no tienen garantizado el alimento diario.

Por la tarde retomamos las actividades. Había juegos de patio, bailes y espacios para profundizar en los contenidos de la Campaña, como el juego de «El gran equilibrio», en el que los/las niños/as debían tomar conciencia de las desigualdades que existen en el mundo y de que la única manera de salir a flote es erradicando estas desigualdades y luchando por un mundo más justo donde todos/as tengan las mismas oportunidades.

Fue una gran jornada