Niños y niñas de toda España hacen oír las peticiones de la CME en el Congreso

Niños y niñas de toda España hacen oír las peticiones de la CME en el Congreso

Los niños y las niñas portaron pancartas a las puertas del Congreso

  • Delia Blanco, presidenta de la Comisión de Cooperación se comprometió con los niños y niñas a hacer llegar sus reivindicaciones al Gobierno, según contaron los estudiantes en rueda de prensa.
  • Este año, la Campaña Mundial por la Educación centra sus esfuerzos en visibilizar la desigualdad de género en la escuela, denunciando el hecho de que existan 37 millones de niñas sin escolarizar y 506 millones de mujeres analfabetas

Madrid, 12 de abril de 2011.- En el marco de la Semana de Acción Mundial (SAME) que todos los años promueve la Campaña Mundial por la Educación (CME), alumnos y alumnas vinculados a la Campaña mantuvieron una reunión privada en el Congreso con la Comisión de Cooperación.

Medio centenar de alumnos y alumnas se reunieron con Delia Blanco, Presidenta de la Comisión, y los diferentes grupos parlamentarios que la integran, para que el Gobierno haga efectivo su compromiso con la educación básica universal.

Tras la reunión, los estudiantes explicaron en rueda de prensa en la sala Utopic_US cuáles son las reivindicaciones que se hicieron a la Comisión. “Les hemos pedido un mayor número de docentes que permita una educación de mayor calidad y un mayor aprovechamiento de los materiales y tecnologías, para fomentar el acceso a la educación de los alumnos menos favorecidos”, explicó Anais, una estudiante coruñesa que añadió que también se solicitó del Gobierno “que destine parte de la ayuda para sensibilizar y que en los países del Sur se facilite el acceso de las niñas a estudios básicos y superiores”. Anais recalcó también que el encuentro le ha servido para comprobar que los políticos son “de carne y hueso”.

En este sentido, Lucía Rodríguez, representante de la CME, destacó que “pese al momento de crisis, el Gobierno no debe olvidar su compromiso con las niñas y mujeres que no pueden acceder a la educación por motivo de género. El Gobierno aún está a medio camino en el objetivo de destinar el 8% de la Ayuda Oficial al Desarrollo a la Educación”.

Sofía, otra estudiante madrileña, señaló que “Delia Blanco se ha comprometido a trasladar nuestras reivindicaciones al Gobierno” y destacó que la experiencia le ha permitido conocer a personas como “Luisa, de 71 años, de la Escuela para Adultos de Vallecas, con una historia muy interesante”.

Durante el acto dos estudiantes navarros, Aroa y Carlos, han contado un extracto de uno de los cuentos que bajo el lema “La educación no es un cuento: por los derechos de las niñas y mujeres” se están escribiendo por alumnos, alumnas, docentes y personalidades. Una selección de esas historias formará parte de “La gran historia”, un libro que pretende recoger historias sobre el acceso de la educación de niñas y mujeres.

El compromiso del Gobierno español

En el año 2006, la Comisión de Cooperación ya elaboró y aprobó una proposición no de ley en la que instaba al Gobierno a dedicar un mayor esfuerzo económico a promocionar la educación en los países más desfavorecidos.

En 2008, la Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, ratificó el compromiso de destinar el 8% de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) a educación básica en el acto del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y, el pasado año, fue el Presidente José Luis R. Zapatero quien, en el marco de la campaña “1Gol”, renovó el apoyo alegando que “la educación es un derecho fundamental básico, vinculado a la dignidad de las personas, a la igualdad entre mujeres y hombres, al ejercicio de la ciudadanía. Y es, además, uno de los instrumentos más eficaces para la erradicación de la pobreza”.

En palabras de los representantes de la CME que asistieron al acto, cerrado a medios de comunicación, Delia Blanco manifestó que espera “del Gobierno y de cualquier Gobierno de cualquier país un compromiso firme con la educación”. Blanco expresó también que le resulta “extremadamente doloroso palpar la desigualdad de género en los países desfavorecidos y la cantidad de niñas que no pueden ir a la escuela por motivos culturales. No podemos consentir que sólo una parte de la población pueda elegir su destino”.

Este año, bajo el lema “La educación no es un cuento: por los derechos de las niñas y las mujeres”, la CME hace énfasis en la cuestión de género, una injusta realidad que, a día de hoy, mantiene fuera de la escuela a 37 millones de niñas y que ha motivado que 506 millones de mujeres adultas sean analfabetas.

Del 11 al 17 de abril, casi todas las ciudades españolas llevarán a cabo diferentes actividades de incidencia con sus respectivas personalidades políticas. A su vez, esta acción conjunta vendrá a sumarse a la Semana de Acción que se replicará por todo el mundo hasta el mes de mayo.