Laura Irurzun: “la voz del pueblo puede llegar a transformar y cambiar realidades que vulneran el derecho de muchos niños, niñas y adolescentes”

Laura Irurzun: “la voz del pueblo puede llegar a transformar y cambiar realidades que vulneran el derecho de muchos niños, niñas y adolescentes”

Laura Irurzun es Coordinadora de la Campaña Mundial por la Educación, SAME, en Navarra. Hablamos con ella sobre las actividades de la SAME, sus formas de movilizar y incidir, además de los logros realizados y los próximos objetivos a cumplir.


Pregunta: ¿Qué es la SAME?

Respuesta: La Same es la Semana Acción Mundial por la Educación. Es una semana muy potente dentro de la Campaña Mundial por la Educación, que busca garantizar el derecho a una educación inclusiva, equitativa y de calidad. Suele serla última semana de abril, aunque se juega un poco a veces con Semana Santa y las fechas de los centros educativos. Se trata de siete días en los que se pone el foco sobre la movilización para garantizar el derecho a la educación, con un trabajo previo hecho por los centros educativos a partir de las unidades didácticas que les facilitamos. La semana sería el colofón de todo ese trabajo realizado durante esas semanas anteriores, y se concreta con la movilización, el acto central. Desde el año pasado estamos reinventándonos con los actos centrales por la situación que estamos viviendo a nivel mundial. El año pasado la movilización, por ejemplo, fue on-line y tuvo mucho impacto. Este año, en el caso de Navarra, lo que queremos hacer es ir a la Casa del Ciudadano y la Ciudadana, que es el Parlamento de Navarra, y realizar el acto central ahí. Esto sería un híbrido entre lo que era el acto central antes -que nos llevó a movilizar unos 500 alumnos y alumnas de los distintos centros educativos- y una acción más virtual.  

P: ¿Cómo moviliza la CME? ¿Qué actividades y acciones de movilización se suelen llevar a cabo en la CME, y cuáles son sus objetivos?

R: Cada año hay un tema muy marcado dentro de la campaña de la SAME, y esto nos va a guiar para llevar a cabo una movilización centrada en dicha temática. Por eso cada año se hace una movilización diferente y con un tema en concreto, aunque siempre bajo el paraguas del ODS 4, nuestra guía en esta campaña por el derecho a la educación. En el caso de Navarra hemos hecho movilizaciones de todo tipo y todas las formas. En los últimos cuatro años hemos fomentado un recorrido para que la ciudadanía conozca la campaña. Es decir, quedamos los centros educativos en un punto A, donde nos juntamos 500 personas, y vamos a un punto B. Este punto B era un espacio que daba sentido a la temática de cada año. 

P: ¿Los puntos se relacionan con las temáticas, entonces? 

R: Sí. Por ejemplo, hace dos años, que tratamos la sostenibilidad ambiental, quedamos en el Museo de Educación Ambiental de Pamplona, y desde ahí realizamos un encuentro muy bonito, con una persona dinamizando el recorrido, mientras nosotros íbamos cantando lemas por la sostenibilidad ambiental y el derecho a la educación. Esto le llamaba la atención a las personas que paseaban en ese momento, pues eran 500 niños y niñas cantando y diciendo frases sobre la educación. El recorrido nos llevó  al Departamento de Educación de Navarra. Ahí nos recibió el Consejero de Educación, lo cual también fue un hito importante. Fuimos a la Casa de la Educación,  y ahí leímos diferentes discursos, tanto por parte del Consejero, como por parte nuestra. De ahí avanzamos a un punto emblemático de Pamplona, un espacio público y abierto, donde los centros educativos presentaron las unidades didácticas que habían ido trabajando las semanas anteriores. Así, todo ese trabajo que se hace en aula se rescata y se lleva a este acto central donde estamos juntos centros educativos, organizaciones y representantes políticos, porque así movemos la pata de movilización social y de incidencia política. Se han hecho cosas espectaculares como bailes, o una Jota Navarra; se han llevado instrumentos y tocado canciones; se ha hecho rap, se ha hecho poesía. Lo que buscamos con este acto central es que sea creativo, que tenga mucho mensaje detrás, y que las personas que vayan a al acto representen a los 45 centros educativos que trabajamos en Navarra, dándole voz a través de la música y de toda la expresión corporal, a los centros operativos que lo han trabajado.  

Actividad de la SAME en Navarra, 2019.

P: Este año bajo el lema Mil Millones de Voces ¿cómo se va a trabajar con centros educativos? 

R: El lema tiene una fuerza brutal. Justamente lo que queremos hacer a través de las unidades didácticas es dar voz a esos mil millones de niños y niñas y adolescentes que en el pico de la pandemia se quedaron sin acceso a la educación . Por eso nuestras propuestas de este año en unidades didácticas para que la trabaje el profesorado en el aula, tocan el tema del impacto de la Covid en el derecho a la educación a nivel mundial. ¿Qué pasó? En marzo se cerraron las escuelas, esto afectó al 90% de la población educativa y esto ha tenido un impacto, más aún tomando en cuenta que ya veníamos con la realidad de que hay 258 millones de niños, niñas y adolescentes sin acceso a la educación. ¿Qué temáticas hemos querido reflejar en las unidades didácticas? El abandono escolar, la protección de la escuela, el aislamiento social, la desigualdad de género y el papel clave del profesorado. Estas cuatro temáticas nos han parecido fundamentales durante estos meses que hemos pasado de pandemia y los posteriores. Nos parecen unos temas que impactan directamente en el derecho a la educación de la infancia y adolescencia, y por eso los hemos querido rescatar: para que se trabajen en aula y con una mirada global. 

P: ¿Y cuál es su propuesta práctica?

R: La metodología va a ser conocer, conectar y transformar. Vamos a conocer diferentes realidades. Vamos a viajar hasta Nicaragua a través del testimonio de Eddy. Vamos a viajar hasta Murcia a través del testimonio de Cristina. Vamos a viajar a  Somalia, a través del testimonio de Awa, y vamos a viajar al Salvador a través del testimonio de Yanitza. Estos cuatro testimonios van a guiar las unidades didácticas de Infantil, Primaria, Secundaria y Edad Adulta. Cada uno de los cuatro testimonios que os he comentado están en cada una de las cuatra etapas en que hemos dividido las unidades didácticas. Gracias al testimonio de estas personas vamos a conocer  las realidades que se han vivido durante el confinamiento, y que se siguen viviendo durante estos meses. Aunque se hayan abierto escuelas, algunas realidades son distintas, como la de Mzambique, donde las aulas aún no se han abierto. Queremos conectar con esas realidades, desde la más cercana -tu compañero, compañera de aula- hasta la más lejana, pero que tienen mucho que ver con tu realidad. Ahí queremos llegar. 

P: ¿Cómo se proponen generar esas conexiones? 

R: A través de las emociones, lo que también resume nuestra propuesta: conectar desde lo emocional. Lo vamos a hacer transmitiendo al profesorado las 6 emociones básicas, y esa es la forma con la que queremos incidir, porque es la forma en que conocer sobre el impacto de la Covid en distintas partes del mundo. Pero no nos queremos quedar en esas 6 básicas. Se presentan éstas, pero el mensaje es -como dicen Punset y Bisquerra- que hay más de 300 emociones. Entonces nos proponemos empezar a detectar, por ejemplo, la alegría, ¿pero la alegría qué es? Es algo que también te produce otro tipo de emociones, por lo cual queremos saber hasta dónde se puede llegar con esa emoción básica. Y con respecto a la tercera pata, transformar, ésta ya nos lleva más a la acción, lo que nos parece fundamental cuando trabajamos desde una mirada de derechos, en este caso el derecho a la educación: ¿Qué podemos hacer para transformar esa realidad? Se les plantea que hagan un mural sobre la escuela ideal, señalando qué derechos no se pueden vulnerar para que todo el mundo tenga acceso a una educación inclusiva, equitativa y de calidad. Así también ponemos sobre la mesa lo importante que son los recursos económicos para garantizar este derecho en todas partes del mundo. 

«Queremos conectar con esas realidades, desde la más cercana -tu compañero, compañera de aula- hasta la más lejana, pero que tienen mucho que ver con tu realidad. Ahí queremos llegar» 

P: ¿Qué acciones de movilización se van a  desarrollar durante la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) de 2021?

R: Aquí en Navarra nos hemos reunido esta semana con una parlamentaria, y lo que planteamos es ir al Parlamento de Navarra para ofrecer esta posibilidad a centros educativos. En Navarra hay una diversidad enriquecedora de centros educativos, por lo cual queremos que eso se visibilice. Iremos al Parlamento de Navarra, al hemiciclo, para dar voz a niños, niñas, y adolescentes, que justo con ese lema MilMillonesdeVoces queremos que se oigan sus voces, ¿entonces qué mejor que la Casa de la Ciudadanía, donde se debaten estos temas? Ahí se presentarán todo lo que hayan trabajado con las unidades didácticas. Si quieren llevar los murales de las escuelas ideales, o los derechos, por ejemplo. 

Recorido de la SAME en Navarra. 2019.

P: Una de las propuestas de acción en los centros educativos es el trabajo con las emociones del alumnado ¿Por qué creeis que es importante trabajar las emociones y, particularmente, las emociones generadas durante la pandemia de la COVID-19?

R: Este año trabajaremos la actividad de la movilización por medio de la expresión de las emociones a través de la boca, esa boca que llevamos tapada desde hace meses atrás por la pandemia de la Covid: ¿Cómo expresamos, cómo nos hemos sentido, cómo hemos conectado con los testimonios de Eddie,  Awa o Yanitza? ¿Cómo lo expresamos a través de nuestras bocas? Todo esto es fundamental. Llevaremos ese mural de bocas con las emociones que hemos vivido y conocido más, gracias a esas unidades didácticas trabajadas en aula. 

P: Ya nos habías comentado sobre el impacto de la pandemia en el formato de la SAME, ¿eso ha cambiado algunos objetivos de esta edición?

R: Antes he hablado de grandes recorridos y grandes encuentros de personas. Eso no vamos a hacerlo por las circunstancias en que estamos. Sin embargo,no queremos perder el encuentro, y haremos lo posible siguiendo todas las medidas. Si vamos al parlamento ahí nos marcarán cuántas personas podemos ir, y qué tenemos que hacer para poder asistir, obviamente cumpliendo todas las restricciones sanitarias. Nos parece interesante que haya un encuentro entre representantes políticos. Invitaremos al Consejero de Educación, y, además, algo importante es que el equipo de Navarra iremos a una Comisión de Educación al Parlamento de Navarra para  hacer incidencia política, y procurar que realmente se garantice el derecho a la educación en todas las partes del mundo, firmando también una declaración institucional. Esto lo vamos a pedir también en el Ayuntamiento de Tudela y en el Ayuntamiento de Pamplona, que son documentos muy potentes donde los representantes políticos se comprometen, y una declaración de que sí están de acuerdo con la campaña, y por ende, con todos los puntos que solicitamos. 

P: ¿Qué importancia y repercusión tiene la movilización de la ciudadanía para un movimiento como la CME? ¿Qué acciones de movilización ciudadana se van a llevar a cabo este año con la Campaña #MilMillonesdeVoces?

R: Ahora en el equipo está Elena, la Técnica de Educación de FABRE, y ella ha vivido como alumna la SAME durante muchos años en su centro educativo, donde hacían un acto. Elena nos dice que para ella la SAME ha sido muy importante en su vida. Creo que eso se puede extrapolar. Cuando se trabaja en la campaña durante tantos años seguidos en los centros educativos, y se apuesta desde la dirección porque la campaña se introduzca en la programación escolar, eso va a tener un impacto positivo, y al final es lo que buscamos: despertar conciencias críticas, para generar agentes de cambio entre el alumnado y entre el profesorado. En este caso, que se apueste por una educación inclusiva, equitativa y de calidad, pues las personas que están en aula son los futuros ciudadanos y ciudadanas de esta sociedad que estamos construyendo entre todos y todas. Entonces, cuando se llegue a puestos donde haya que tomar decisiones sobre la educación, si hay una conciencia y una apuesta por garantizar una educación de calidad, iremos apuntando hacia ese objetivo, que es lo que perseguimos como campaña. 

P: Es decir, transformar. 

R: Yo creo que todas estas movilizaciones tienen un efecto en el alumnado y el profesorado para concienciarnos en varios niveles. Primero en conocer cuál es la realidad del derecho a la educación en otras partes del mundo, y en tu realidad más cercana; y luego, no solo conocer, sino conectar con esa realidad y ver qué acciones puedo hacer yo para ahí sí transformarla. Una de ellas es movilizarse: movilizarse para exigir a los representantes políticos, desde los más cercanos -en nuestro caso en Navarra, que sería a nivel local y regional- hasta llegar a  nivel nacional y mundial. Vamos sumando entre todas las partes, hasta llegar a ese nivel global tan importante. Y, además, con las movilizaciones el impacto también se expande hacia la ciudadanía, permitiendo que se pueda sumar a esta lucha por el derecho a la educación. Hoy en día, gracias a las redes sociales a las campañas a nivel online, se pueden alcanzar muchos logros, y, sobre todo, que la voz del pueblo se escuche. Creo que la voz del pueblo puede llegar a  transformar y cambiar realidades que vulneran el derecho de muchos niños, niñas y adolescentes.