Jóvenes en la CME

Jóvenes en la CME

Por primera vez desde la 6ª Asamblea Mundial de Nepal, los defensores de la juventud de todo el mundo se reunieron nuevamente en Johannesburgo para una reunión que duró cuatro días. El objetivo principal fue desarrollar una estrategia sobre la participación de los jóvenes dentro de la CME, y este fue uno de los primeros pasos cruciales para garantizar que los jóvenes ocupen el lugar que les corresponde dentro del Movimiento. ¿Cómo se puede entender el compromiso de los jóvenes? ¿Se puede medir y si es así, cómo? ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan los defensores de los jóvenes que luchan por el acceso equitativo a una educación de calidad? ¿Cuál es el papel de los jóvenes en la Campaña Mundial por la Educación? Estas fueron algunas de las preguntas que se respondieron de manera colectiva durante el encuentro.

A pesar de un discurso generalizado que visibiliza a los jóvenes como un colectivo incapaz e inmaduro, la calidad de su participación durante el evento y las discusiones sostenidas ponen de manifiesto la capacidad de los jóvenes de comprender los matices, hacer las preguntas necesarias y ofrecer posibles soluciones. Este discurso ha normalizado la exclusión de la juventud del ejercicio político, sin tener en cuenta que los jóvenes son las personas que liderarán el futuro. Por ello es necesario comprendernos como iguales y reconocer a los jóvenes como co-creadores de nuestra sociedad.

La Campaña Mundial por la Educación dio el primer paso importante para garantizar una participación genuina y significativa de los jóvenes en todos los niveles del movimiento. En esta reunión estratégica, los jóvenes dieron el segundo paso. Juntos, como un movimiento global por la educación, nos organizaremos atravesando las barreras impuestas por la edad y la distancia geográfica para trabajar de manera colaborativa y garantizar que el derecho fundamental a la educación se realice plenamente.

Uno de los jóvenes que intervinieron en el encuentro fue Daniel Altman, el primer representante de una organización dirigida por jóvenes que será elegido en el Consejo de la CME. Daniel es de origen israelí y es miembro del Comité Ejecutivo de la Unión Europea de Estudiantes. Daniel, expresidente del Colegio de Estudiantes «Shenkar Engineering Design Art» en Tel-Aviv, es licenciado en Ingeniería y Gestión Industrial con especialización en Innovación, Emprendimiento y Liderazgo creativo. Actualmente estudia un máster en Ingeniería y Gestión Industrial, y un mero vistazo a su currículo permite intuir las capacidades que Daniel puede compartir con el todos y todas las que formamos parte del movimiento global de la CME.