Estudiantes, profesorado y ONG se movilizan en Sevilla para reivindicar el acceso a la alfabetización

Estudiantes, profesorado y ONG se movilizan en Sevilla para reivindicar el acceso a la alfabetización

Acto de celebración de la SAME en Sevilla

Más de 200 estudiantes, profesores y activistas de ONG se han sumado en Sevilla a las reivindicaciones de la Campaña Mundial por la Educación (CME). Bajo el lema “La educación no es un cuento: por los derechos de niñas y mujeres”, han participado en el acto central de la Semana de Acción Mundial por la Educación (SANE), colaborando en La Gran Historia, acto común a todas las ciudades del mundo que apoyan la CME. A partir de los testimonios de las experiencias de niñas y mujeres, estudiantes de todos los niveles educativos han elaborado cuentos que reflejan cómo el acceso a la educación o la falta de ésta puede cambiar la vida presente y futura del colectivo femenino.

El acto, celebrado en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla, ha contado con la participación de la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Soledad Pérez, la subdirectora de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Carmen Marfil, la delegada municipal de Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Sevilla, Cristina Galán, y la directora del Área de Educación, Emilia Barroso, así como la vicerrectora de estudiantes de la Universidad de Sevilla, Rosario Rodríguez, y el decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, Juan de Pablos.

Ellos se han adherido a las reivindicaciones de la CME para cumplir con la educación para todos y todas en 2015, recogidas en los Objetivos de Dakar y del Milenio, después de la lectura del manifiesto de la campaña, a cargo de la directora Pilar Távora y Leandra González, una mujer que ha podido escribir varias obras de prosa y poesía tras acceder a la lectoescritura en la edad adulta.

Precisamente la historia de Leandra ha sido una de las relatadas por los escolares más pequeños participantes en el acto. La sesión ha contado también con otros cuentos narrados o interpretados por estudiantes de Primaria y Secundaria, una apertura de danza a cargo del grupo de la Facultad de Ciencias de la Educación y las historias de vida de un grupo de mujeres que han accedido a la alfabetización en su madurez.